El temor de un hombre sabio, Patrick Rothfuss.

Crónica del asesino de reyes

“Todo hombre sabio teme tres cosas: la tormenta en el mar, la noche sin luna y la ira de un hombre amable”.

El temor de un hombre sabio es la continuación de El nombre del viento, de la serie fantástica Crónica del asesino de reyes. Aunque este libro sea la segunda parte, prometo no hacer “spoilers”, simplemente daré una visión general de la serie.

Los libros cuentan la historia de un artista de troupe, Kvothe. Cuando es solo un niño toda su familia es asesinada, por lo que decide dedicar su vida a vengar su muerte. El mayor problema es que los asesinos de sus padres son los Chandrian, unos seres malignos y poderosos, que matan a quienes se atreven a nombrarles, lo que hará que parezca casi imposible conseguir información sobre ellos. Kvothe decide ir a la universidad e ingresar en el Arcano, ya que es donde cree que puede encontrar la forma de dar con ellos y vencerles. Esto nos traslada al mundo universitario, donde tiene lugar gran parte de la historia. Allí Kvothe desarrollará sus habilidades mágicas y comenzará a forjar su leyenda.

El libro es un continuo flash-back, donde un Kvothe adulto y anónimo, convertido en tabernero, será quien cuente su historia a un copista que desea transcribirla. A lo largo de los años, la leyenda del pelirrojo Kvothe ha crecido y se ha mitificado, añadiendo a sus andanzas múltiples adornos gracias al boca a boca y a la imaginación popular. Así que tiene que aclarar lo que ocurrió de verdad y cómo ha llegado a donde está.

No puedo evitar situar esta obra entre Harry Potter y El señor de los anillos, En mi imaginación su universidad no tiene nada que envidiar a Howarths y su mundo está lleno de habitantes peculiares, sin olvidar el elemento “viaje”, tan presente en la segunda entrega. Rothfuss crea un universo fantástico que es totalmente verosímil. Sus estudiantes aprenden sigaldría, simpatía y alquimia; son magos y a la vez científicos. Se enfrentan a cosas sobrenaturales, pero su vida está llena de cosas cotidianas, la vida en los bares o los estamentos sociales son dos ejemplos de ello.

¡Y qué decir de Kvothe! Que el protagonista sea un niño que se queda solo en el mundo tras una tragedia y que pretende vengar a sus padres siempre despierta simpatías. Pero eso no es todo, Rothfuss caracteriza a su personaje con una gran nobleza de espíritu y mucho ingenio para buscar soluciones a los miles de problemas que le asaltan. Además, ¿cómo no vamos a coger cariño a un héroe cuya única arma es su laúd y su mente?

Sinceramente, estoy deseando que sea publicada la tercera parte, esperemos que no nos hagan esperar mucho.

Anuncios

El tiempo entre costuras, María Dueñas.

tiempo_entre_costuras

Siempre me resultan atractivos los libros que ubican su acción en tiempos de la Guerra Civil española y la posguerra. Sin embargo, debido a la adaptación televisiva que tuvo el libro (y que no vi, todo hay que decirlo), pensaba que se trataría de una historia de amoríos con el simple interés de ubicarla en este momento histórico. Nada más lejos de la realidad, El tiempo entre costuras narra una historia de superación personal, de reinvención de uno mismo. Además, el hecho de que la historia se desarrolle, en parte, en el Marruecos de la época, le da un toque de exotismo y de interés histórico extra.

El personaje de Sira Quiroga es apasionante. En el recorrido de la historia veremos cómo la protagonista pasa de ser una muchacha inocente y algo superficial, a una mujer profunda, llena de nudos y secretos. Sira se convierte en una mujer independiente que sabe valerse por sí misma. Estos cambios interiores se reflejan en la manera de gobernar su vida y en su forma de relacionarse con los hombres y con el mundo en general.

Mención especial merece en mi opinión el personaje de Candelaria. No solo por que sea indispensable para la trayectoria de la protagonista, sino por la magnífica forma que tiene de expresarse. Sus dichos y sus dejes al hablar consiguen formar una imagen clara de la mujer.

La acción resulta trepidante, tengo que decir que no me he aburrido ni un momento. De hecho diría que he devorado sus poco más de 600 páginas. Cuando terminé no pude evitar esa sensación tan recurrente de no querer abandonar a sus persoanajes y querer saber qué pasa con sus vidas en un futuro.

Etiquetado , , , , , ,

El nombre de la rosa, Umberto Eco.

el-nombre-de-la-rosa
Como novela histórica por excelencia, el Nombre de la rosa nos traslada hasta la época medieval, concretamente a la vida en una abadía. He disfrutado mucho conociendo los entresijos de la vida monacal. El autor es capaz de convertir un mundo que, a priori, consideramos monótono y aburrido en un universo lleno de intrigas y misterios.

Lo que mueve toda la acción es la investigación de la muerte de uno de los monjes. Guillermo y su novicio, Adso, llegan a la abadía para investigar esta muerte por encargo del abad. Durante siete días, y sus siete noches, tratan de entender lo que está ocurriendo pero no será fácil, ya que aparecen nuevos monjes asesinados continuamente. Es muy interesante el escenario de la biblioteca laberíntica que los protagonistas han de desenmarañar. Personalmente, he pasado todo el libro esperando que llegasen las noches para que los personajes pudiesen ir a resolver el acertijo.

Como lectores, no nos encontramos ante la típica novela de suspense en la que se te ocurren hipótesis sobre la posible identidad del asesino o sus motivaciones. Al contrario, somos simples espectadores de la investigación y debemos esperar a que Guillermo y Adso resuelvan los enigmas, nuestro papel es disfrutar del desarrollo de la historia y de su escenario.

El único punto negativo que encuentro en el libro es que, en algunos episodios, las conversaciones filosóficas entre los monjes resultan un tanto pesadas. Me encontré deseando que terminasen de hablar para poder avanzar en la acción. Sin embargo, al terminar te das cuenta de que algunos de los temas tratados tenían una íntima relación con el misterio de la abadía.

Etiquetado , , , , ,

La catedral del mar, Ildefonso Falcones

catedral_mar

Novela histórica y éxito de ventas parecen ser dos conceptos que van unidos, basta con echar un vistazo a las estanterías de cualquier librería para encontrar historias ambientadas en casi todas las épocas.

Todo aquel que haya leído Los pilares de la tierra de Ken Follet no podrá evitar comparar ambas historias, ya que las dos se desarrollan en la Edad Media y en ellas es de gran importancia la construcción de una catedral. Sin embargo, hay varias características de La catedral del mar que le aportan un valor añadido y que hacen de su lectura un placer.

En primer lugar, la historia transcurre en la Barcelona medieval. Esto nos ofrece una gran cantidad de lugares comunes e información muy interesante sobre la forma de vida en la Cataluña medieval. Resulta divertido intentar imaginar dónde se encontrarían actualmente los lugares descritos en el libro.

Por otra parte, el elemento de la construcción de la catedral no supone la sucesión de tediosas descripciones arquitectónicas, sino que se trata de un apoyo para el protagonista. La catedral acompaña a Arnau Estanyol en su trayectoria vital y es testigo de la gran mayoría de sus vivencias.

Por último, hay que destacar el concepto nuclear de la historia: la búsqueda de la libertad. Este es el hilo conductor de toda la vida de los Estanyol. Bajo esta ideología heredada de su padre, Arnau toma todas sus decisiones con el fin de no someterse ni a la nobleza ni al clero. Siempre obrando con honradez y bondad, el protagonista se ve abocado al trascurso de una vida complicada pero digna.

El autor nos ofrece el retrato de una sociedad que se ve ahogada por un entramado de poder preocupado solo por intereses económicos. Una nobleza que se aprovecha de su pueblo y un clero que castiga mediante el demoníaco personaje de la Inquisición. Sin embargo, un rayo de esperanza aparece con la actuación de Arnau y de todo un pueblo que es capaz de unirse para defender a sus ciudadanos.

 

Etiquetado , , , , , ,

La sombra de la sirena, Camilla Läckberg

sombra_sirena

 

La sombra de la sirena es la sexta novela de la escritora sueca Camilla Läckberg. Sus libros siempre son éxitos de ventas gracias a su estilo de fácil lectura y a que mantiene el suspense de la historia hasta el final.
Todas sus historias, del género policiaco, se ambientan en el pueblo sueco de Fjällbacka y hay algunos personajes fijos, como los que forman parte de la comisaria sus familiares.
Patrick es el policía protagonista y es quien se encarga de investigar el caso de asesinato que se presenta en cada libro. Sin olvida la inestimable ayuda de su esposa Erica, escritora de éxito de novelas de misterio,
Desgraciadamente, mi entusiasmo por sus novelas va decayendo a medida que leo alguna más, no me malinterpretéis: el argumento está bien hilado, mantiene el interés durante toda la historia y siempre es agradable el hecho de encontrarte a los personajes de novelas anteriores para saber cómo han evolucionado.
Sin embargo, la historia resulta un tanto previsible, ya que se repite irremediablemente el mismo esquema: presentación del caso entremezclada con las circunstancias de varios personajes nuevos que configuran el cuadro de posibles sospechosos. Suele producirse esa sensación de estar un tanto perdido en la historia debido a que nuestro conocimiento va avanzando con el de los investigadores. Llega un momento en el que la investigación parece estancada pero Erika, siempre tan perspicaz, suele dar con la clave del caso. Al final, te encuentras devorando las últimas 50 páginas para llegar a un desenlace supuestamente inesperado. Y sigo supuestamente porque, aunque la autora busca sorprender en la identidad del asesino y sus motivaciones, es muy probable que tras seis novelas con el mismo formato te lo veas venir (con el consecuente desencanto).

El clan del oso cavernario, Jean M. Auel

osocavernario
Transportados hasta la época glaciar, acompañaremos a Ayla en una gran aventura; la de su propia vida. En un gran terremoto la pequeña se ve apartada de su tribu con tan solo 5 años. A partir de aquí, comienza la aventura de la adaptación. Ayla es rescatada por una tribu de neardentales, clan menos avanzado y considerado como animales por el grupo originario de la niña, los hombres de Cromañón.

Ayla deberá adaptarse a las costumbres de su nuevo clan y esforzarse por integrarse en él, rompiendo incluso las barreras comunicativas que existen entre ellos.

Aunque se trata de una obra de ficción, el detalle con el que la autora describe el espacio, las personas y sus actitudes, hace que desde las primeras páginas te encuentres inmerso en un mundo pre-histórico que resulta totalmente creíble. Esto es fruto de la gran labor de documentación que Jean M. Auel realizó para escribir el libro.

Obviamente no se trata de una obra de divulgación y los historiadores encontrarán errores o anacronismos pero, para el lector medio, creo que el nivel descriptivo de la novela le da credibilidad y consigue que te impregnes de la historia.

Es uno de esos libros en los que cuando lees la última página, te da pena despedirte de sus personajes y te quedas con ganas de saber cómo continuarán sus vidas. Sientes que has acompañado a la pequeña Ayla en su lucha por la supervivencia, en su fraternal relación con el mago del clan, su aprendizaje como curandera y en todas las dificultades que ha tenido que superar para integrase en el clan. Y esto te impulsa a correr a la librería a comprar los siguientes tomos de esta maravillosa saga, aunque tienes claro que será difícil que los siguientes volúmenes igualen su intensidad.

En el país de la nube blanca, Sarah Lark.

Pais_nube_blanca

Ambientada en la colonización británica de la isla de Nueva Zelanda en el siglo XIX, narra la historia vital de dos mujeres que viajan allí desde Inglaterra para contraer un matrimonio concertado. Cada una de ellas encuentra una situación muy diferente a la que deberán adaptarse. La autora nos guía por la vida de las dos protagonistas destripando las aventuras y desventuras que les acontecen en su nuevo hogar.

Comencé la lectura de la novela con grandes expectativas, ya que había escuchado numerosas críticas positivas sobre ella. He de decir que, al descubrir la temática, creí que no me gustaría por el carácter algo trillado del argumento. Me recordaba a películas como “Lo que el viento se llevó” en las que se relata la evolución vital de una persona de forma muy extensa (temporalmente hablando) y haciendo hincapié en todos los obstáculos que ha encontrado, así como dándole un marcado carácter sentimental.

Sin embargo, me sorprendió gratamente el hecho de avanzar en la historia sin proponérmelo, como levitando sobre ella. Pasados unos capítulos fui incapaz de separarme del destino de Helen y Gwyneira. Su personalidad luchadora junto a la inocencia que destilan y los numerosos giros argumentales de la historia hacen que quieras acompañarlas en su nueva vida y ver cómo tratan de ser felices. De hecho, estoy deseando empezar la segunda parte de esta triología, aunque me contendré e intercalaré alguna otra novela para desintoxicarme de la historia y disfrutarla como se merece.